Adiós a la naturaleza

Adiós a la naturaleza

18,00 €

Producto Disponible (2 En Stock) - (Imp. Incluidos)

EAN / Cod. Barras9788417121143
ReferenciaL31.030
MarcaPlaza y Valdés
Peso0,8 Kg


Desde el Neolítico, cuando empezaron a domesticarse plantas y animales, nuestra especie indujo a ciertos organismos a una selección artificial. Ahora, con las modernas técnicas de edición genética, es capaz de crear incluso “bio-artefactos”.

  • Jorge Enrique Linares
  • Plaza y Valdés, 2020
  • 334 págs. 14 x 21 cm.


Hace milenios comenzamos a domesticar plantas y animales, lo que inició la producción de diversos bioartefactos: organismos vivos modificados e intervenidos técnicamente en sus funciones, fisiología y estructura genómica. A partir de la postulación de la estructura del ADN por Watson y Crick en el siglo XX, el ulterior surgimiento de la biología molecular y de la tecnología de ADN recombinante, así como de las novedosas técnicas de edición genética como CRISPR CAS9, se han creado no solamente nuevas posibilidades para producir bioartefactos de diversa índole, sino que también se han transformado nuestras ideas sobre la naturaleza, la evolución de los seres vivos y el lugar que los humanos ocupamos en el universo de la vida. Actualmente, nos encontramos en una revolución bioartefactual que se propone reconfigurar biotécnicamente una enorme gama de organismos vivos, incluyendo a la propia especie humana, cuyas consecuencias ambientales y sociales serán de amplio alcance en la naturaleza y en nuestra relación con el mundo.

En este libro se analiza críticamente esta revolución bioartefactual en marcha y se plantean preguntas ético-filosóficas de implicaciones sociales, económicas, políticas e incluso jurídicas. La producción bioartefactual de nuestra época constituye una verdadera revolución tecnocientífica en los albores del siglo XXI, que marcará el destino de la humanidad y, muy probablemente, el de muchos otros seres vivos y ecosistemas. Así pues, ¿podremos decir adiós a la naturaleza? Conviene que comencemos desde ahora la evaluación de este alucinante proyecto de autotransmutación biotecnológica; es tiempo de que reflexionemos sobre la revolución bioartefactual que hay en marcha.