Dinosaurios de la península ibérica

Dinosaurios de la península ibérica

19,95 €

Producto Disponible (1 En Stock) - (Imp. Incluidos)

EAN / Cod. Barras9788467772012
ReferenciaL23.034
MarcaSusaeta Ediciones
Peso2 Kg


Por fin una completa guía de los dinosaurios de la península ibérica, realizada por el paleontólogo Luis Alcalá, director de Dinópolis, lugar de referencia para el estudio de los dinosaurios españoles. Descubre el primer nuevo dinosaurio descrito en España, Aragosaurus, y el gigantesco Turiasaurus («el lagarto de Teruel»), que permitió definir un nuevo grupo de colosos cuyos representantes se han encontrado también en otros lugares de España y Portugal.

  • Luis Alcalá
  • Susaeta, 2020
  • 272 págs. 25 x 29 cm.



Dinosaurios del solar ibérico

por­ Rafael Serra

Luis Alcalá dirige la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel- Dinópolis, el conocido parque turolense que combina la divulgación y el entretenimiento con campañas anuales de excavación en los yacimientos de fósiles más prometedores. También es el actual coordinador de la sección de Paleontología que publica Quercus en meses alternos. Pero, sobre todo, Luis es un científico, un experto que ha participado en la descripción de una nueva y colosal especie de saurópodo, Turiasaurus riodevensis, junto con sus colegas Rafael Royo-Torres y Alberto Cobos. Aquel hallazgo mereció publicarse en la prestigiosa revista Science.

No contento con desplegar tantas actividades, Luis acaba de publicar un atlas sobre las 45 especies de dinosaurios que han aparecido hasta la fecha en yacimientos continentales de España y Portugal, de ahí su título: Dinosaurios de la Península Ibérica. No es una publicación dirigida al sector infantil y juvenil, aunque sin duda los lectores jóvenes podrán sacar mucho provecho de ella, sino destinada a un público más amplio y mejor formado, a todo el que se interese por los “lagartos terribles” que vivieron en el Jurásico y el Cretácico, hace entre 200 y 66 millones de años.

Cuando se trata de dinosaurios, 45 especies son muchas y, desde luego, no puede hablarse de un catálogo cerrado. Mientras el libro estaba en preparación fue preciso añadir nueve capítulos para recoger las especies que se iban describiendo. Además, la fauna ibérica de dinosaurios es muy variada, pues abarca desde el ave primitiva Iberomesornis, del tamaño de un gorrión, hasta los enormes saurópodos de los yacimientos turolenses, como Aragosaurus, Tastavinsaurus o el propio Turiasaurus. También son muy abundantes los restos fósiles de otros dinosaurios herbívoros, en particular de iguanodontios y tireóforos (dinosaurios con placas), mientras que resultan más escasos los de depredadores.

En el libro predomina la información gráfica, pero no por ello los textos han de carecer de sustancia. Al contrario, aunque concisos e informativos, pueden ser incluso sesudos. Cada dinosaurio se ha representado con el aspecto que tendría en vida y siempre aparecen destacados algunos detalles importantes de su anatomía, como dientes y vértebras. No falta una escala cronológica para situarlos en el tiempo ni un juego de siluetas para calcular su tamaño.

Aunque Luis sea un antiguo amigo y colaborador, no me ciega la pasión al recomendar encarecidamente este libro de generoso formato, bien ilustrado y mejor concebido.