Guía imprescindible de las flores de la Depresión del Ebro

Guía imprescindible de las flores de la Depresión del Ebro

24,00 €

Producto Disponible (5 En Stock) - (Imp. Incluidos)

EAN / Cod. BarrasL02.158
Referencia9788494798535
MarcaJOLUBE
Peso0,71 Kg


  • Javier Puente Cabeza
  • Jolube, 2018
  • ISBN: 9788494798535
  • 380 págs. 16 x 21'5 cm.


Este libro es una versión completamente renovada, ampliada y mejorada de la Guía de la flora de la depresión del Ebro, del mismo autor, publicada en 2004.

Descubre la flora de la Depresión del Ebro (Aragón, Cataluña, Navarra), en una guía profusamente ilustrada con más de 1000 fotografías de 643 especies ordenadas en 18 ecosistemas: 1 Saladas. 2 Sabinares. 3 Coscojares (maquia) y pinares. 4 Matorrales mediterráneos basófilos (garriga) del piso del sabinar. 5 Matorrales mediterráneos termófilos del piso del coscojar-pinar de carrasco. 6 Matorrales mediterráneos gipsícolas. 7 Pastizales vivaces basófilos (espartales). 8 Pastizales terofíticos basófilos. 9 Enclaves más sombreados. 10 Tamarizales. 11 Matorrales nitrófilos y subnitrófilos (sisallares y ontinares). 12 Herbazales ruderales y viarios. 13 Flora arvense de secano. 14 Flora arvense de regadío. 15 Comunidades de graveras. 16 Comunidades acuáticas, higrófilas y carrizales. 17 Praderas-juncales. 18 Sotos.

La Depresión del Ebro, en el sentido de esta guía, es la zona árida y de baja altitud, centrada en el río Ebro en su tramo medio, a la sombra de lluvias de los Pirineos, rodeada por las montañas del Prepirineo por el Norte, el Sistema Ibérico por el Oeste y Sur, y la cordillera Costero-Catalana por el Este. Comprende desde Tudela (Navarra) hasta Lérida y desde Monzón (Huesca) hasta Alcañiz (Teruel). En este territorio la carrasca sólo vive en algunos refugios orientados al norte. Las lluvias son escasísimas, en muchos lugares por debajo de los 400 mm/año, y la niebla es persistente en invierno . El viento dominante del noroeste (cierzo), se encaja en el valle y alcanza con frecuencia altísimas velocidades, desecando las plantas que no sean auténticas especialistas en este tipo de hábitat.

La adaptación a estas circunstancias de plantas que ahora están alejadas de zonas similares en el sudeste de la Península, el norte de África y el centro de Asia, ha producido la acumulación en la Depresión del Ebro de una interesantísima flora “esteparia” (de ambientes abiertos en general), compartida o relacionada con la africana y la asiática, que se mezcla con las especies eurosiberianas que penetran desde el norte húmedo por el Ebro y sus afluentes, todo ello incluido en una inmensa mayoría de plantas de distribución mediterránea en general. El aislamiento respecto a otras zonas “esteparias” ha dado lugar a endemismos tan restringidos y fascinantes como Boleum asperum. Cada vez más, las especies alóctonas (procedentes de lugares lejanos) se van haciendo dominantes en los hábitats más alterados por la actividad humana.

Preguntas y comentarios destacados

Sé el primero en hacer una pregunta o comentario
Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información